The dice was loaded from the start ✿ en Facebook.

Gracias ♥

jueves, 17 de noviembre de 2011

Libre de vos, pero no de mí.

Esta va a ser una entrada corta, sobre la frase del título, que ultimamente me anduvo dando vueltas por la cabeza.
Y, sinceramente, no tengo mucho para decir, ya que es una idea central y nada más, pero necesito decirlo.


'Libre de vos, pero no de mí.'

Creo que muchos, en algún momento, nos sentimos identificados con esta frase, o por lo menos yo sí.
Ese momento en el que decís 'fue, no vale la pena. Me cansé de remarla (tomá, metete el remo en el orto y tirate pedazo de conchudo, no se puede remar en un océano de dulce de leche repostero con dos palitos de helado)', ese momento en que decidís no seguir rebajándote a darle bola, en que aceptas que no vale la pena, que tenés que seguir, mirar para adelante, porque van a venir cosas buenas. Si!, ese momento, ese en que te liberás por completo te él, que no querés saber mas nada de su existencia, de él, de nada, en que ya no te interesa saber de su vida, en que lo borraste del face, o lo seguís teniendo pero ni siquiera entras a su perfil. Ese momento en que dejás de darle bola, o al menos lo intentás, y que te convencés de eso.
Y ahí, ahí es cuando te das cuenta de que estás libre de él, pero.. ¿de vos? De vos no, de vos nunca te vas a poder liberar.
Todo bien, libre de él, pero no de vos mismo. ¿Por qué? Porque te seguís acordando de él, pensando en que será de su vida, si anda con otra, si se acuerda de vos.. pero no de manera consciente, no queriéndolo pensar, porque vos, obviamente, estas ¡libre! de él. Pero, ¿tu inconsciente? no, porque directamente no estás libre de vos misma. De vos misma, que te seguís acordando, pensando, dándole vueltas al asunto.
Libre de él estás, de vos no.

Asique, ¿a qué llego con esto? A que nos podemos liberar de otra persona, pero nunca de nosotros, de nuestra mente o nuestro inconsciente.


si de la conciencia no nos podemos librar.




mirá vos, no terminó siendo tan corta.